Sistema de Nutrición

+7

No comments posted yet

Comments

Slide 1

Sistema de Nutrición Prof. Marilina Alonso

Slide 2

La Nutrición En la digestión, lo que comemos y bebemos se transforma en sustancias más simples, nutrientes que nuestro cuerpo necesita. En la respiración, el organismo capta el oxígeno, otro nutriente necesario para vivir. El sistema circulatorio transporta los nutrientes, a través de la sangre, a las distintas partes del cuerpo. Los nutrientes permiten el mantenimiento, la reparación y el funcionamiento de los distintos órganos. En estos, se producen desechos que también recoge la sangre y se eliminan al exterior a través del sudor, de la orina y del aire que exhalamos. Así, el organismo obtiene e incorpora nutrientes y elimina los desechos.

Slide 4

Por lo tanto, la función de nutrición incluye la digestión, la respiración, la circulación de sustancias y la eliminación de los desechos del cuerpo. La nutrición es mucho más que comer. Los sistemas del cuerpo humano que intervienen en la nutrición son el digestivo, el respiratorio, el circulatorio y el excretor. El funcionamiento conjunto de estos sistemas permite que todas las partes del cuerpo reciban los nutrientes que necesitan y eliminen los desechos que producen en sus actividades.

Slide 5

El ser humano, como todos los seres vivos, incorpora nutrientes. Con excepción del oxígeno, los otros nutrientes se incorporan con los alimentos, es decir, con las comidas y las bebidas. Todo lo que una persona come y bebe constituye su dieta.

Slide 6

Los principales tipos de nutrientes presentes en los alimentos son: Los hidratos de carbono son los que proporcionan la energía necesaria para realizar todas las actividades del cuerpo. Los más comunes son el azúcar y el almidón y se encuentran en alimentos, como los cereales, las hortalizas y las frutas. Los lípidos son los que permiten la construcción de materiales celulares y constituyen una reserva importante de energía: nuestro cuerpo los utiliza cuando no dispone de hidratos de carbono suficientes. Se encuentran en los lácteos cremosos, el aceite, el huevo y las carnes. Las proteínas son las que permiten la construcción de biomateriales, por ejemplo, el colágeno es una proteína que forma parte de los huesos, la hemoglobina es una proteína con hierro que se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre y que facilita el transporte de oxígeno y de dióxido de carbono. Las principales fuentes de proteínas son los lácteos y las carnes. Las vitaminas permiten prevenir enfermedades. Por ejemplo, la vitamina Q hace posible que el calcio se incorpore a los huesos; esta vitamina se encuentra en el pescado, en la manteca y en los huevos. Las sales minerales tienen distintas funciones, algunas contienen hierro, que es indispensable para la formación de glóbulos rojos; otras contienen calcio, para la formación de los huesos. El agua es componente de nuestras células y, entre otras funciones, permite eliminar desechos y sustancias tóxicas con la orina y con el sudor.

Slide 7

Comer suficiente y variado Debido a que cada alimento no contiene todos los nutrientes, comer bien no significa comer mucho, sino comer suficiente y variado. Muchas personas no comen frutas, ni verduras crudas, ni pescados, que contienen nutrientes importantes; otras consumen sal o alcohol en exceso, que pueden ser perjudiciales para la salud. Para saber cómo es una dieta saludable, es útil representar los distintos grupos de alimentos en un gráfico llamado pirámide nutricional. La forma de pirámide indica las proporciones en que deben consumirse los diferentes alimentos. Los de la base deben consumirse en mayor proporción, y los de la parte superior, en menor proporción.

Slide 8

Pirámide Nutricional

Slide 9

La Digestión La digestión se produce en el sistema digestivo. En la alimentación, incorporamos nutrientes, pero estos sólo son aprovechables si pasan desde el sistema digestivo a la sangre, es decir, si se absorben. Para que esto ocurra, los alimentos sufren una serie de transformaciones, que llamamos digestión. En la digestión, actúan los jugos digestivos. Estos contienen unas sustancias llamadas enzimas, que son las que permiten degradar los alimentos en sustancias simples, que pueden absorberse.

Slide 10

El sistema digestivo está formado por distintos órganos, a los cuales se asocian las llamadas glándulas anexas, como las glándulas salivales, el hígado y el páncreas.

Slide 11

En la boca, comienza la digestión. La comida es cortada y triturada por los dientes; la saliva, formada en las glándulas salivales, degrada y ablanda los alimentos, y la lengua ayuda a mezclarlos y a tragarlos. A través de este proceso, los alimentos forman una pasta que se llama bolo alimenticio. El bolo alimenticio se deglute, es decir, se traga, y pasa por la faringe, un órgano compartido por los sistemas digestivo y respiratorio. Al tragar, la conexión de la faringe con el sistema respiratorio se tapa automáticamente y por eso no nos atragantamos. El bolo alimenticio pasa de la faringe al esófago, un tubo que, mediante movimientos ondulatorios, conduce el alimento hacia el estómago. El estómago, realiza movimientos que amasan el bolo alimenticio, lo mezclan y lo baten. También produce jugos gástricos (gastro quiere decir estómago) que continúan la digestión. Al salir del estómago, el bolo tiene la consistencia de una sopa. El bolo pasa al intestino delgado, un órgano de unos seis metros de largo; en su primer tramo, continúa la digestión, gracias a la acción de jugos producidos por el hígado, por el páncreas y por el propio intestino. El resto del intestino delgado está rodeado por pequeños tubitos del sistema circulatorio, llamados capilares, donde los nutrientes obtenidos en la digestión pasan a la sangre. Este proceso se llama absorción. En los alimentos, hay sustancias que el sistema digestivo no puede desintegrar. Quedan partículas de un tamaño tal que no pueden ser absorbidas y deben ser eliminadas. El intestino grueso es el órgano donde se forma la materia fecal, es decir, el residuo de la digestión, que luego saldrá al exterior por el ano.

Slide 12

Sistema Circulatorio El sistema circulatorio está formado por la sangre, por los vasos sanguíneos y por el corazón. La sangre porta los nutrientes desde los sistemas digestivos y respiratorio hasta todas las células del cuerpo y los desechos que producen esas células, son excretados, a través de la orina y del sudor, por los vasos sanguíneos que son una red de tubos por los circula la sangre. El corazón es el órgano que la sangre hacia todo el cuerpo.

Slide 13

La sangre está compuesta por una parte líquida, el plasma, que transporta nutrientes y productos de desecho disueltos, y por una parte sólida. Esta comprende: los glóbulos rojos, que transportan el oxígeno y, en menor proporción, el dióxido de carbono, que también puede viajar disuelto en el plasma; los glóbulos blancos, que combaten los microorganismos que ingresan al cuerpo; y las plaquetas, que contribuyen a detener la salida de la sangre cuando nos lastimamos. Los vasos sanguíneos comprenden las arterias, que llevan la sangre desde el corazón hasta los órganos; las venas, que llevan la sangre desde los órganos hacia el corazón; y los capilares, que sirven de puente entre las arterias y las venas. Las paredes de los capilares son tan delgadas que permiten que los nutrientes y los desechos pasen desde la sangre hacia las células, y viceversa. El corazón es un músculo que actúa como una bomba impulsando la sangre en su recorrido por el cuerpo. Tiene una parte izquierda y otra derecha, separadas por un tabique; cada parte tiene dos cavidades: una aurícula y un ventrículo. Las aurículas (como dos "orejas"; del latín: auriculae) hallan en la parte superior de cada lado del corazón, y los ventrículos, de mayor tamaño, en la inferior (como el "vientre" del corazón). La aurícula izquierda recibe sangre con oxígeno que viene desde los pulmones, y la aurícula derecha recibe sangre con dióxido de carbono de las diferentes partes del cuerpo. Luego, la sangre de cada una de las aurículas pasa a los ventrículos del mismo lado. El ventrículo derecho envía la sangre con dióxido de carbono hacia los pulmones, donde pierde el dióxido de carbono y recibe oxígeno. El ventrículo izquierdo impulsa la sangre con oxígeno hacia los órganos del cuerpo; allí, la misma sangre deja el oxígeno y recibe el dióxido de carbono.

Slide 14

Sistema Excretor Las células que forman nuestro organismo producen desechos que deben eliminarse del cuerpo. Tanto el dióxido de carbono, que eliminamos en la respiración, como el exceso de agua y las sales minerales que expulsamos en el sudor y en la orina son productos de desecho. Los procesos de eliminación de estos desechos constituyen la excreción. El exceso de agua y las sales minerales se excretan, en parte, a través de la piel de todo el cuerpo, o sistema tegumentario. El plasma de la sangre transporta algunos desechos hasta la piel. En ella, se produce el sudor, que se elimina a través del proceso llamado sudoración o transpiración. La sangre también transporta desechos hasta los ríñones que, junto con los uréteres, la vejiga y la uretra, forman el sistema excretor urinario, que produce y excreta la orina. La transpiración es una forma de excreción. Mediante el sistema respiratorio, durante la espiración, también se eliminan desechos, como dióxido de carbono y agua en forma de vapor.  

Slide 15

Las arterias renales son los vasos sanguíneos que transportan sangre con agua y con minerales en exceso hacia los riñones. Los dos riñones son órganos ubicados en la región posterior del cuerpo, filtran la sangre. Como resultado, se obtiene un líquido llamado orina, que contiene el exceso de agua y de sales minerales que llevaba la sangre. Luego, la orina se elimina al exterior cuando hacemos pis. Los uréteres son dos tubos que conducen la orina desde los riñones hasta la vejiga. En la vejiga, se almacena la orina. Cuando la vejiga se llena, se produce la sensación de querer orinar. La uretra es un tubo delgado, que se encuentra tanto en los varones como en las mujeres y que conduce la orina desde la vejiga hacia la salida exterior.

Slide 16

Sistema Respiratorio La incorporación del oxígeno, su utilización en las células para la obtención de energía y la eliminación del dióxido de carbono resultante es lo que llamamos respiración. El sistema respiratorio es el conjunto de órganos que hace posible este proceso. El oxígeno debe llegar desde los pulmones, los principales órganos de este sistema, hasta todas las células que se hallan en las distintas partes del cuerpo. El dióxido de carbono que se produce en las células debe volver a los pulmones, desde donde sale hacia el exterior. El transporte del oxígeno y del dióxido de carbono lo realiza la sangre. Los órganos por donde pasa el aire, desde su ingreso hasta los pulmones, se llaman vías respiratorias. Ellas están cubiertas por una sustancia húmeda y pegajosa, llamada mucus, que facilita el paso del aire y retiene las partículas que pueda contener.

Slide 17

La nariz es la vía de entrada de aire; posee mucus y pelitos que retienen el polvo, el polen de las flores y los microorganismos, que están en el aire y que pueden provocar daños. Las fosas nasales son cavidades donde el aire se calienta, toma la temperatura del cuerpo y se filtra a través de pequeños pelitos. La faringe es un órgano compartido por los sistemas digestivo y respiratorio. Allí, el camino se bifurca: el alimento va hacia el esófago, y el aire va hacia los pulmones. En la laringe, están las cuerdas vocales. El aire proveniente de los pulmones las hace vibrar, y así emitimos sonidos. La tráquea es un tubo formado por anillos duros unidos uno tras otro. La tráquea se divide en dos tubos similares, más angostos: los bronquios. Ellos permiten el paso del aire hacia cada pulmón. La tráquea y los bronquios poseen alias microscópicas, que se mueven empujando hada arriba y despiden partículas extrañas, que son expulsadas mediante la tos y el estornudo. Los pulmones parecen "racimos de uvas", pero huecas. Los "tallos" del racimo son prolongaciones de los bronquios, llamadas bronquiolos; y las "uvas huecas", pequeñísimos alvéolos pulmonares. Cada uno de los millones de alvéolos se llena de aire; en ellos, el oxígeno pasa a la sangre, y el dióxido de carbono sale de ella. El conjunto de bronquiolos y alvéolos pulmonares forma los pulmones. Entre ambos, está ubicado el corazón, que pertenece al sistema circulatorio. Inspiración y espiración

URL: